Un premio por mi blog!

Mamá puñetera del blog Maternidad como puedas me ha otorgado un premio! Mil gracias guapa! La verdad es que me hace mucha ilusión, ya que mi blog lleva activo poco más de 20 días. Aunque si os cuento otra verdad, ando un poco perdida y no sé cómo va muy bien todo esto. Por lo visto es un premio que se otorga a nuevos blogs para ayudarnos a despegar, y hay que responder un cuestionario, y nominar  a más blogs.

Lovely blog Award

Lo primero voy a hacerlo, pero lo de nominar me lo voy a saltar por ahora, y es que llevo tan poco tiempo en esto, que me he fijado que la mayoría de los blogs que sigo ya están nominados. Espero que me perdonéis!

Ahí va mi cuestionario:

  1. ¿Qué tan difícil/fácil ha sido elegir el nombre de tu blog? 
La verdad es que había pensado otro, pero cuando me metí en la red y vi que ya estaba cogido, se me ocurrió este. Creo que inspira aprendizaje, ternura, niños, maternidad…
  2. ¿Pensaste alguna vez estar metido en este mundillo bloguero? 
La verdad es que sí, es una nueva forma de comunicarse muy útil y personal.
  3. ¿Qué quieres lograr con tu blog? 
Expresarme, aprender, compartir cosas sobre la maternidad y la búsqueda de ella. Tener un espacio dónde hablar con gente interesada en este mismo tema, y así, no volverme pesada y hablar de otras cosas con mis amigos a los que no les interesa la maternidad. Además de momento todo esto es secreto en mi vida real…
  4. ¿Tus mejores cualidades son? 
Generosidad, empatía…
  5. ¿Vaso medio lleno o medio vacío? 
Casi siempre medio lleno! Aunque el día que me derrumbo, no consigo ver ni una gota.
  6. Si existiera el hada de los blog, ¿qué le pedirías?
 Que el viernes me den un positivo!
  7. Tu motor es… Mi amor, mi familia, mi trabajo
  8. ¿Has conseguido algún beneficio por ser bloguera? Claro! No llevo ni un mes con el blog, y ya he conocido a gente encantadora con la que espero compartir muchas cosas.
  9. El post que más te ha costado escribir hasta ahora… De momento no me ha costado ninguno, de momento…
  10. El post que más has disfrutado escribiendo… Supongo que La punción o La Transferencia embrionaria, porque suponen el principio de un sueño.
  11. Tu filosofía de vida resumida en 5 palabras… Atreverse a vivir y abandonar las excusas!

SÍNTOMAS DE EMBARAZO O PSICOSÍNTOMAS?

Me estoy volviendo loca, paranoica perdida. Menos mal que pronto me dan el resultado, porque si tardaran una semana más, habría que encerrarme.

Escucho las pequeñas reacciónes de mi cuerpo al detalle, y como si fuera un médico experimentado, saco conclusiones de cada una.

Sé que la opción inteligente es estar tranquila y no pensar en ello hasta el día de la Beta. Pero cómo se hace eso? Me resulta totalmente imposible dejar el tema. No lo consigo ni en sueños!

Todo me parecen síntomas de embarazo, aunque, recuerdo la época en la que creía que me podía quedar embarazada de forma natural, tuve varios psicosíntomas, especialmente un mes en el que me dolía el pecho y notaba los olores con más intensidad, y luego nada…

SÍNTOMAS EMBARAZO

Ahora que realmente tengo posibilidades, mis psicosíntomas son: barriga y pecho hinchados, más sueño de lo normal, un olfato súper agudo y temperatura basal alta.

A través de algunos blogs, supe que a las embarazadas les sube la temperatura, así que ayer me dio por probar. Se me puso el corazón a mil cuando vi que pasaba de 37ºC!!! Me la tomé unas 3 ó 4 veces durante dos horas, y siempre estaba más alta de 37ºC. Estaba emocionada, pensando que esto ya era un síntoma clarísimo, hasta que después caí en que la progesterona hace que suba la temperatura, y yo me estoy metiendo 600gr diarios… Mi gozo en un pozo!

 

En fin, aún así, estoy animada e intentando ser muy positiva, aunque no sé que parte es real y que parte producto de mi aprensión. Qué pasen pronto los días por favor!

¿CUÁNTOS EMBRIONES TRANSFERIMOS?

Esta es la gran pregunta, y nuestra, es la última decisión.

En España la ley deja transferir un máximo de 3 embriones cada vez, así que, la cifra de combinaciones numéricas, se reduce bastante, si lo comparamos con otros países como E.E.U.U.

Los médicos te aconsejan según tu edad y la calidad de los embriones.

Yo estuve mirando la posibilidad de transferirme 3, ya que el tanto por ciento de que se agarren los tres es bajísimo, sin embargo, aumentan mucho las posibilidades de conseguir un embarazo gemelar, y ese siempre ha sido nuestro sueño.

Tras comentárselo a la doctora y al biólogo, nos dijeron, que aunque la última decisión era nuestra, consideraban que era una opción muy imprudente, ya que por mi edad, y la alta calidad de los embriones, tenía posibilidades reales de que se agarraran los 3, y un embarazo de trillizos, podría llegar a complicarse mucho.

Ellos nos aconsejaban transferir 2, no con la finalidad de que se agarraren los 2, sino 1 . Para ellos, el éxito de la “operación” es conseguir un embarazo, a la primera, de un solo embrión. Saben que haciendo esto, hay un 20% de posibilidades de que agarren los dos, y si eso sucediera, habría que controlar más el embarazo, considerándose “de riesgo” aunque bastante menos de “de riesgo” que el de 3.

También me explicó que en todos los congresos de fertilidad el tema del que más se habla, es el de aumentar las posibilidades de conseguir el embarazo de un solo embrión, y reducir las del embarazo gemelar.

La posibilidad de transferir 1 no la aconsejan, ya que existen menos posibilidades de quedarse a la primera.

Resumiendo:

Posibilidades de éxito a la primera transfiriendo 2 embriones: 40% (cómo ya os expliqué en mi primer post)

De ese 40%    _posibilidades de embarazo único 80%

_posibilidades de embarazo gemelar 20%

En fin, que tras esta charla, decidimos hacer caso a los médicos, y hacer una transferencia de 2 embriones y dejarlo en manos del destino.

Pasados mis dos días de reposo (me dijeron uno, pero pensé que, ya que podía, prefería hacer dos, de hecho, he hecho dos y medio, que malo tampoco va a ser), empiezo a ponerme nerviosa visualizando un positivo, y haciéndome a la idea de olvidarme del gemelar, aunque nunca se sabe!

Hoy quiero dedicar el post a todas las que, leyéndolo, os encontráis en una situación parecida, (sea a la vez que yo, o en el momento que lo leáis), os deseo, la misma suerte que deseo para mí, y que podamos compartir embarazo por la red. BesOs!

LA TRANSFERENCIA EMBRIONARIA

Ayer domingo a las 16h de la tarde estábamos en la clínica, mi chico y yo, esperando mi transferencia, con los deberes hechos (duchada, sin cremas, ni maquillaje, ni desodorante, ni esmalte y con la vejiga bien llena de agua).

Nos pasaron a la consulta y tuve dos sensaciones: una buena y una mala.

La mala no era tan mala, pero no me gustó, y es que en lugar de estar la doctora que me había llevado todo el proceso, (y que tiene un fama buenísima) me encontré con otra que no conocía de nada, y aunque al final lo hizo muy bien, en un clínica privada, creo que no  deberían cambiarme de doctora un día tan importante.

La buena fue conocer a mi biólogo, hasta ese momento sólo era una voz maravillosa cargada de paciencia, que cada día me informaba y explicaba el estado de mis embriones. Cuándo el día siguiente a la punción, me dijo que, de los 15 ovocitos extraídos, habían sobrevivido 8 embriones, me quedé un poco plof, pero me tranquilizó diciéndome que era un buen resultado, y ha estado respondiendo mis bombardeos de preguntas de la mejor manera. (Y por cierto, es tan guapo como su voz 😉 )

Una vez en las consulta, nos informaron que los 8 embriones tenían calidades A y B. Tomamos la decisión de implantar dos (cómo tomar esa decisión merece otro post) y me pasaron a quirófano. Me hubiera gustado que mi chico pudiera entrar, pero tuve que pasar sola.

Todo pasó muy rápido. Estaba nerviosa y emocionada a la vez. Veía desde mi camilla al biólogo y a la doctora hablar sobre la forma de “entrar en mi útero”. Estaban tan tranquilos que yo sólo quería gritar “Os dais cuenta que este es el momento más importante de mi vida?!! Hacedlo bien por favor!”. Cuándo vi al biólogo llegar con la cánula, en la que dentro iban mis embris… Qué sensación! Mi sueño estaba ahí dentro!

Y lo hicieron genial, el espéculo apenas me dolió, y los embris entraron sin dificultad. Después me los enseñaron en la pantalla, se veía una gotita de líquido en la que estaban los dos juntos. Qué sensación!

Me desearon suerte y me quedé con la enfermera que me explicaba cuándo ponerme la progesterona, qué debía comer… Me costaba prestarle atención porque sólo estaba pensando que por fin los tenía dentro!

Sentía unas ganas imperiosas de ir a abrazar a mi chico pero por otra parte me daba miedo levantarme por si “se me caían” ( es una estupidez total, que no es posible que pase, pero era mi sensación en ese momento 😉 )

Una vez en casa, me tumbé y sólo me levanto para ir de la cama al sofá, al baño o comer, (de hecho estoy escribiendo esto tumbada). No es necesario ser tan exagerada, de hecho creo que, con lo de estar tumbada, estoy rozando la locura, pero como malo no puede ser, me quedo con mi locura. Deseadme suerte!

 

 

La punción

Ayer me realizaron la punción.

La punción ovárica o punción folicular es una pequeña intervención quirúrgica para extraer, mediante aspiración, los óvulos de la mujer. Se realiza después de haber hecho la estimulación ovárica.

Tuve que ir al hospital que me asignaron, a las 17h de la tarde sin haber comido, ni bebido nada, desde las 10h, recién duchada, sin cremas, ni desodorantes, ni esmalte (ya que sus compuestos químicos pueden dañar los ovocitos).

Es una intervención muy sencilla que dura  apenas 10 minutos en la que se pone anestesia general. La doctora me explicó que el tema de la anestesia no se hace por el dolor, sino para que estemos totalmente quietas.

Fue todo muy rápido, me pincharon la anestesia y me quedé frita, al despertar, estaba en una camilla sola (ya que mi chico había ido a entregar su muestra al laboratorio), con un poco de dolor causado por la sonda, llamé a la enfermera y a pesar de que le dije que me encontraba bien, y que me quería ir a mi casa, me hizo reposar 20 minutos más que se me hicieron interminables.

Cuando por fin me dejaron marcharme, me dieron un papel en un sobre, con las cosas que debía hacer, pero como estaba un poco empanada lo guardé en el bolso y no lo he visto hasta esta mañana.

Me llamaron y me dijeron que todo había ido muy bien. Sacaron 15 ovocitos!

Mi doctora lo debió hacer genial porque no tengo ni una leve molestia ni sangrado.

Ahora voy a contaros una anécdota sobre lo que no hay que hacer:

Al salir de la clínica decidí comprarme un croissant de chocolate, ya que no había comido nada en todo el día, y cuando mi chico me preguntó qué quería para cenar, le respondí “un menú Big Mac“, normalmente no comemos este tipo de comida, pero como desde que empezamos el tratamiento, hemos comido exageradamente sano, nos pareció una buena idea celebrar el resultado de la intervención con una buena comida basura. Qué bueno estaba todo! Nos sentó de muerte!

Esta mañana, he encontrado en el bolso, el sobre que me dieron ayer después de la intervención, y que había olvidado por completo, casi me da algo al pensar que quizá dijese algo importante que debía de tomar ayer.

Lo he leído rápidamente y ponía indicaciones sobre lo qué podías, tomar o hacer, en caso de dolor o sangrado, pero como yo estuve perfectamente, no me afectaba. El susto me lo he dado cuando he visto que indicaba hacer dieta blanda durante las 12h posteriores, y yo nada más salir me comí un croissant y cené Mc Donalds!!! He llamado a un tío mío que es médico, y me ha dicho que no me preocupase, que eso lo ponen porque la anestesia a veces afecta al estómago, pero que si me había sentado bien no hay problema. Ufffff!

Ahora toca cruzar los dedos y desear que fecunden y maduren el máximo número posible. Vamos pequeñines!

IA, FIV, ICSI

Hola guapas! Como sabéis llevo un tiempo inmersa en el universo de los tratamientos de fertilidad, y precisamente por eso, a veces creo q todo el mundo sabe de lo que hablo y algunas me habéis preguntado en que consiste el que me estoy haciendo (ICSI)

A continuación, con ayuda del Dr. Google, os resumo los tres más utilizados por si alguien tiene dudas.

IA- Inseminación artificial, es la técnica de reproducción asistida en la cual se depositan espermatozoides (mediante un instrumental), en el interior de la mujer, es bastante sencilla ya que no precisa ingreso ni anestesia, y la cantidad de hormonas que hay que ponerse es inferior a las otras dos técnicas.

FIV– Fecundación In Vitro convencional es una técnica por la cual la fecundación de los ovocitos por los espermatozoides se realiza fuera del cuerpo de la madre. Se coloca una gota de espermatozoides sobre el ovocito y se deja que el más fuerte lo fecunde. Una vez formado el embrión, se tiene de 3 a 5 días en el laboratorio y los que sobreviven y maduran, son aptos para hacer la transferencia, (introducirlos en el cuerpo de la madre). En este tratamiento se utiliza anestesia general para la punción y la cantidad hormonal que recibe la madre, los días previos, es más alta que en la IA.

ICSI– La inyección intracitoplasmática de espermatozoides  es un desarrollo reciente de las técnicas de FIV convemcional, la técnica es bastante parecida, pero en lugar de colocar una gota de semen sobre el ovocito, se inyecta directamente un espermatozoide en el citoplasma del ovocito utilizando técnicas de micromanipulación. De esta manera se facilita al máximo la fecundación. También se utiliza anestesia general para la punción y la dosis hormonal es la misma que la FIV convencional (aunque esta dosis siempre depende de las necesidades y reacciones de la madre). Una vez fecundados se desarrollan en el laboratorio de 3 a 5 días hasta introducirlos en el cuerpo de la madre.

 

ICSI

MÁS PINCHAZOS Y ALGUNOS EFECTOS SECUNDARIOS

Desde que empecé el tratamiento, hace más de una semana, los pinchazos han pasado a ser más frecuentes (a mediodía y por la noche), con medicación nueva y dosis más altas (más Gonal, Menopur y Cetrotide).

Una vez empiezas a pincharte, tienes que acudir al hospital cada 2 ó 3 días (al menos en la clínica a la que voy lo hacen así). En las visitas pasas a la camilla, y mediante una eco, la ginecóloga cuenta el número de ovocitos que hay, y el tamaño que tienen, información que dicta a la enfermera para luego evaluar. Para que los ovocitos puedan ser extraídos tienen que medir entre 18 y 22mm.

Doy las gracias al porque mi cuerpo ha reaccionado estupendamente a la medicación y mañana ya me hacen la punción (extracción de los ovocitos maduros).

Me habían hablado de los posibles efectos secundarios que tiene este tratamiento y me había preparado para lo peor, pero todos sabemos que cada mujer reacciona de manera diferente, y en mi caso, ha sido todo muy llevadero. Estoy hinchada cuál melón y más sensible de lo normal (el otro día casi me pongo a llorar porque me quitaron un aparcamiento, y noto que a ratos estoy un poco insoportable) pero nada que no me pase algunas veces con la regla. Ni migrañas, ni dolores, ni vómitos.

Hoy tengo que levantarme a las 4 de la madrugada para pincharme Ovitrelle, y lo haré encantada (sarna con gusto no pica) y mañana a las 17h me ingresarán en quirófano. Bieeeeeen! Qué poquito queda…