El embarazo no ha seguido adelante.

A pesar de no tener ningunas ganas de postear esta noticia, me siento en la obligación de hacerlo, porque sé que estáis ahí, porque me habéis seguido, apoyado y animado, y no os merecéis que me marche a la francesa.

Hace varios días fuimos a hacernos una eco. Como siempre desde que tuvimos el positivo, estábamos muy ilusionados, pero todo se vino abajo cuando la ginecóloga, con el mismo tono coloquial que tiene alguien que anuncia la hora, dijo “El embarazo no ha seguido adelante”.

Fuimos incapaces de creérnoslo a la primera, no podíamos procesar la noticia, era como si no hubiésemos escuchado bien esa maldita frase, (además de que yo me encontraba perfectamente!). Hasta que ella misma prosiguió “No hay latido, ha debido pararse en la semana 8 ó 9…”

Entonces, llegó el estado de shock del que hemos tardado unos días en salir, y lo demás, ya os lo podéis imaginar…

No quiero ensañarme más, solo deciros que a pesar de que lo médicos nos han dicho que es algo normal, que sucede a menudo, que no tiene por qué volver a pasar, y que podemos volver a intentarlo, a nosotros se nos ha parado el mundo. Sé que lo superaremos, como siempre, pero ahora mismo estamos muy tristes.

No creo que siga con el blog. O sí. Ya lo decidiré. De momento quiero despedirme. Y deciros a las que estáis embarazadas, o lo estáis intentando, que no os amargue mi experiencia, me ha tocado a mí, pero los abortos espontáneos, son un tanto por ciento bastante pequeño comparándolos con la mayoría de los embarazos felices. Y a todos los demás que me leéis, daros las gracias por el camino compartido y desearos mucha suerte.